Matrimonios: ¿cómo trabajamos?

¿Cómo partió todo?

Cuando comenzamos con Eternocautiva, fuimos muy mecánicos. «Solo ocho horas, una libreta con todas las poses que debíamos tener, el discurso memorizado de cómo pedirles tal o cual cosa, llevar miles de artículos para parecer más profesionales, crear una línea de separación entre el cliente y nosotros» Fuimos mecánicos por años y siempre luego de un matrimonio, algo nos decía que estábamos mal, que no éramos nosotros. Nos tocó aprender a conocernos, a encontrarnos. Estábamos perdidos pero no lo sabíamos.

La revelación

Luego de intentos que no contentaban nuestros corazones, comenzamos a estudiar, a conversar más, a criticar esa manera tan plástica de trabajar. De alguna manera muy extraña, algo se quebró en nosotros y de ese dolor, una semilla cayó y comenzó a germinar. Lo que nos quebró no fue más que el volver a conectar con nuestra esencia, con eso que nos hace únicos frente al resto, lo que nos separa de lo tradicional. Contar historias de manera natural, se transformó en nuestro mantra y de ahí nació esta necesidad de registrar en un estilo muy particular TODO el día de tu matrimonio. Así nació el Plan Full Day.

¿Qué es eso de Full Day?

Romper con lo tradicional, con ese registro tan estructurado, ha sido una de las ambiciones más grandes que nos hemos auto-impuesto como Eternocautiva. Sabemos que un matrimonio son más que ocho horas de «show». Que han sido meses y meses de planificación, logística, estrés, volver a agendar, cambio de planes y tantas cosas más. Sabemos también que ese día, el que decides celebrar tu amor, pasa tan rápido que pocas veces pones atención a detalles que antes, fueron foco de decisiones. Es por eso que nos decidimos por este MARATÓNICO REGISTRO DE 12 HORAS. 

Queremos acompañarlos todas las horas de luz posibles, registrar tu día de matrimonio de una manera íntima, cercana, en un ambiente protegido, confortable. Que esa confianza que tenemos, se traduzca en poder dibujar tu silueta a través de los vidrios, verte redactar tus votos, emocionarte con esa llamada de último minuto. Nuestra ambición de momentos crece, porque sabemos de la riqueza de situaciones que se viven y queremos capturarlo todo para que tu historia, esos momentos valiosos que nadie ve, queden guardados para siempre.

Experiencia Eternocautiva

No solo estamos junto a ti esas 12 horas, nuestra labor comienza mucho antes, desde el momento que solicitas saber más de nosotros. Ahí tenemos nuestra primera conexión, tiene como nombre Cita a ciegas y puedes leer más de ellas en este artículo del blog. Luego de la Cita, tenemos tu Sesión Preboda, donde la historia comienza a hacerse más real, más tangible. Un par de horas -o más- donde podremos recorrer distintos lugares para verlos pololear y disfrutarse en el relajo total.

Luego, es el momento de registrar el día de su matrimonio, estaremos junto a ti TODA la jornada, para dar paso al diseño y confección de tu reportaje, aquí te contamos más en detalle lo que incluye.

Pero esto no termina aquí, si así lo permites, seremos los fotógrafos de tu vida y felices podremos acompañarte en todos los momentos que quieras revivir por siempre.

Eternocautiva es una máquina del tiempo y siempre tendrá boletos dorados con tu nombre escrito en ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *